Calefacción a gas: explicaciones

El sistema de calefacción a gas es el más ampliamente utilizado en España por muchas razones. Las mismas van desde costes, instalaciones, y disponibilidad que generan este altísimo rango de utilización. Ahora bien, sabemos realmente como funciona este sistema de calefacción a gas o simplemente lo usamos y ya. Bueno, dar respuesta a esa interrogante es importante porque nos permite estar conscientes de su verdadera ventaja. A continuación, te presentamos algunos aspectos fundamentales de la calefacción a gas.

Si quieres saber más de tarifas de luz, gas en la casa, placas de cocción a gas, precio de placas de cocción a gas, radiadores para calefacción a gas natural, calefacción de gas o eléctrica, ahorrar en factura de calefacción a gas, caldera a gas, contador conectado de gas, visita nuestro portal web.

Calefacción a gas, Calefacción a gas España,

Cómo funciona la calefacción a gas

El proceso es tan sencillo que no ha cambiado desde hace mucho tiempo. Desde que descubrimos la utilidad del gas natural, hemos desechado los otros mecanismos de calefacción. Tales como las cómodas y muy retro chimeneas de leña. El proceso es simple, una fuente calórica sube la temperatura de un fluido, normalmente agua. Este líquido pasa por ductos hacia los elementos de difusión de calor que distribuyen el mismo por la casa. Es un proceso lógico y de amplio aprovechamiento.

Cuáles son los elementos que componen el sistema de calefacción a gas

Siguiendo con lo que señalamos anteriormente describiremos las partes del sistema de calefacción a gas y su funcionamiento individual.

Punto de suministro de gas

Antes que cualquier otra cosa y para poder pensar en instalar este sistema requerimos del combustible. Para ello podemos acceder a la red de comercialización de gas natural y contar con el servicio. Otro mecanismo es el de las bombonas de gas propano o butano, que también cuentan con su red de distribución.

Calderas

Se trata del corazón del equipo, porque es la que produce el calor que incrementa la temperatura del agua. Se compone a su vez de otras partes móviles como quemadores, cámaras de agua en servicio o recuperada. Así mismo cuenta con entradas de aire y salidas de humos entre muchos otros componentes. Su funcionamiento es diverso, pero en la actualidad, se centra en las denominadas calderas de condensación. Esto se debe a varios factores entre los que debemos destacar mayor eficiencia y menos contaminación.

Ductos

Se refiere a los caños o tuberías que llevan el agua caliente desplazándose a lo largo de la casa. Se trata por así decirlo de las venas y arterias del sistema. La analogía es perfecta si vemos al sistema como una de orden humano. Las arterias llevan el agua caliente a destino, es decir los difusores. Por su parte, las venas, traen el agua ya utilizada de vuelta al corazón, es decir la caldera.

Radiadores

El radiador es la parte expuesta del sistema, es la que vemos y la que nos da el servicio específico del mismo. Es decir, el calor que disfrutamos en la calefacción a gas. Se trata de equipos muy diversos y que funcionan con el mismo mecanismo difusor. Tienen una batería de ductos en diferentes materiales que son capaces de transmitir el calor en la estancia.

Distribuyen en función de tamaño, material y ubicación. Como son la parte visible, es donde mayor énfasis se hace en cuanto a estética. Los hay de hierro, los más antiguos y eficientes en cuanto a calor. De aluminio, más recientes y económicos del mercado, aprovechan la rapidez de este material para calentarse. De acero inoxidable, más resistentes y en forma de chapas sumamente eficiente.

Válvulas y llaves

Se trata de partes móviles del equipo que de hecho son las que más están expuestas al desgaste. Pueden estar en muchas ubicaciones, pero las más normales son en la caldera, para regular flujo de gas. En los radiadores, para controlar temperatura de salida y recuperación. En los medidores para establecer rangos de funcionamiento adecuado.

Asimismo, están los quemadores, que funcionan como sistemas de escape y combustión con muchas formas y presentaciones en el mercado. Todos estos elementos componen un sistema cerrado que puede ser controlado precisamente por las válvulas.

Valorando el sistema de calefacción a gas

Se trata de un sistema que puede ser sustituido por otras modalidades como el eléctrico, biomasa o gasóleo. Por ello, la evaluación del mismo es consistente con la posibilidad de adquirirlo. A continuación, te presentamos solo algunas de las ventajas y desventajas del sistema de calefacción a gas.

Ventajas de la calefacción a gas

Primero las ventajas para que puedas comparar y juzgar por ti mismo.

Economía

Por mucho es la más económica del mercado, no se compara ni lejanamente con la de electricidad. Incluso puedes valorar adicionalmente entre las opciones del propio gas para ver algunos detalles. Estas opciones son las de gas butano y propano que hemos abordado en otros artículos.

Eficiencia

Tiene un rango de eficiencia térmica envidiable, porque el agua calienta muy rápidamente. El salto térmico se hace eficiente en el medida en la que el equipo funciona con un buen mantenimiento.

Capacidad instalada

Existe mucha capacidad instalada que no puede cambiarse rápidamente porque los equipos no han cambiado en el tiempo. Puedes agregarle utilidades, pero el sistema se parece al original del siglo XX.

Red integral de atención

La red de manejo, distribución, mantenimiento y revisión es tan extensa que resultara muy difícil alcanzarla en un tiempo considerable.

Disponibilidad

Las reservas de gas natural son enormes, tanto que duplican en extensión temporal al petróleo.

Desventajas de la calefacción a gas natural

Son pocas, pero existen algunas importantes.

Riesgo de fuga

La tendencia a riesgos por fuga es mayor lo que hace del mantenimiento un costo permanente. Es mucho más estático es decir el sistema no puede moverse. No es portátil, al contrario del sistema de calefacción eléctrica. El suministro de gas es importado, lo que crea una dependencia indeseable en un campo de seguridad nacional. Si no cuentas con una alternativa, te hace vulnerable al clima.

Como puedes apreciar, la calefacción a gas tiene más ventajas que desventajas. Esto no lo vemos nosotros solamente sino el país en general porque por ello es la primera fuente de calefacción. En líneas generales, se trata de un sistema confiable, pero es bueno que pienses en equipos de respaldo.

Con esta página te informarás sobre si es mejor calefacción eléctrica o de gas.

En el siguiente vídeo puedes apreciar el mecanismo integral de la calefacción a gas: