Gas en casa

Dentro de las utilidades energéticas que se utilizan en España, de las primordiales está el gas en la casa este tiene muchos usos.

Es utilizado en las calderas, en la cocina, para bañarse, para calentarse. El más demandado ahora es el gas natural. Es tanto así, que diversas empresas comercializadoras de gran tamaño lo ofrecen junto a la electricidad.

Pero existen otros tipos de gas que aún son utilizados en muchos lugares de España, hoy te hablaremos a modo orientativo de cómo usar el gas en casa y sus beneficios, tanto ventajas como desventajas.

Igual en el trayecto te diremos cómo ahorrar unos cuantos euros en coste de consumo en tu factura.

Entonces, este artículo es un popurrí informativo respecto a tener gas en los hogares.

Gas en casa, cocción a gas, tipos de gas

Importancia del gas en el hogar

El gas en casa es necesario porque cumple muchas necesidades. El gas natural es el más utilizado, tal como nombramos anteriormente.

Llega por una tubería a través de contadores y se mide en kW. Principalmente se utiliza para las aguas sanitarias, para bañarse con agua caliente, así como para calentar los hogares en los tiempos de invierno por medio de las calderas.

Se utiliza para cocinar ya sea por medio de tubería de gas natural o en bombonas de propano o butano.

Como pueden ver, los usos que tiene el gas en los hogares son primordiales y por ello resulta uno de los tipos de energía más utilizados.

Asimismo, el gas deja pocos residuos en el ambiente y es bastante económico para todas las prestaciones que tiene.

Ventajas

Tiene un alto poder calorífico, por eso su uso es precisamente para ello: para dar calor.

Lo pueden utilizar de manera muy sencilla, si se instala por tubería, es abrir la llave y salir el gas, poner un fósforo y esperar la combustión que es casi instantánea. El suministro es constante y sin interrupciones.

El precio es asequible si lo comparamos con todos los beneficios que tiene. Ese mismo efecto, es decir, el proveer calor, utilizando electricidad dispararía el recibo en coste a un nivel exorbitante.

Sus prestaciones son bastante amplias dentro del hogar, pudiendo utilizarse para dar calefacción, agua caliente, hornos, cocinas industriales y hasta para generar frío en refrigeradoras.

Si contratas el servicio con una comercializadora de confianza y bien establecida en el país tendrás un buen servicio técnico y de suministro.

Como el gas es más ligero que el aire, cuando se expone se disipa rápidamente.

Desventajas

Su alta combustión lo hace volátil y puede causar desgracias.

Debido a que ocupa más espacio que un sólido se debe comprimir y para procesarlo se gasta más energía.

Si hablamos de gas natural, este es inodoro por lo que no se puede oler cuando hay fugas, pero si produce asfixia.

Tiene su pequeña incidencia contra el medio ambiente.

Gas en casa, cocción a gas, tipos de gas

Placas de cocción a gas

Las placas de cocción a gas son las cocinas que funcionan por medio de gas, llega en una tubería, o por una bombona y pasa internamente hasta la hornilla que se enciende emitiendo fuego. Se diferencia de la cocina porque solo es la placa y se instala normalmente en cocinas empotradas.

Otras opciones

Hoy existen las vitrocerámicas que son altamente defendidas por sus usuarios, por algunas ventajas tecnológicas, pero las de cocción han tenido avances similares y las aventaja también.

Las vitrocerámicas permiten ahorrar fuertemente a nivel energético, porque se calientan muy rápido e incluso cuando se apagan se puede disfrutar del calor que queda allí condensado, logrando hasta un 30% de ahorro.

Con las de cocción a gas tienes el disfrute hasta que apagues la hornilla y el ahorro realmente es nulo.

Calentador a gas

Los calentadores a gas vienen desde la caldera que llevan el calor a través de la tubería hasta los radiadores.

Siempre va a depender su uso de cómo tengas ese sistema de calefacción, porque si tienes una instalación sin mantenimiento y con filtraciones, por allí se escapará el calor y consumirás más gas.

Los radiadores, te recomendamos, los verifiques que no tengan partes más frías que otras porque esto es que les falta una purga y por eso no calientan bien y consumen más gas.

La purga es sencilla debes abrir sus desagües en cada radiador y sacar toda el agua.

El calentador a gas resulta muy económico de utilizar comparado con otro tipo de calentadores para el hogar, se puede ahorrar en factura y se puede tener junto a toda la instalación con los otros servicios de gas que disfruta en casa.

Caldera

Esta es la responsable de hacer llegar el calor a todo el hogar, aquí llega el gas para calentar el agua en su depósito y llevarlo a las llaves a la cocina y a los radiadores.

Hay varios tipos de calderas: están las que son pequeñas y pueden instalarse hasta dentro de la misma casa y las hay grandes para colocarlas colectivas o para familias numerosas en inmuebles.

Algunas no son a gas y las hay modernas que consumen mucho menos energía y son las más demandadas hoy.

Tipos de gas que puede utilizar

Dentro del gas hay tres tipos: el natural que es el más utilizado hoy en día y el gas propano y butano, te hablamos brevemente de cada uno

Gas natural

Es el que más terreno ha ganado en los últimos años, se destaca por su eficiencia, comodidad y capacidad para con el consumidor. No viene envasado por lo que es ilimitado su uso, lo que no pasa con propano o butano. Muchas empresas lo ofrecen.

El cobro es facturado mensualmente, incluso se puede hacer dual con la luz.

Gas propano

Este es un gas licuado del petróleo que no tiene olor y que soporta bajas temperaturas, no lo que no sucede con el butano que se congela a los 0 grados. Resulta bastante económico y la mejor alternativa para donde aún no llega el natural.

Viene en bombonas de gran tamaño y son ideales para granjas o sitios de gran consumo gasífero.

Gas butano

Finalmente hablamos del gas butano. Utilizado en hogares donde aún no llega el natural, viene en envases de hasta 12 kilos y sirve para encender o dar energía en lugares alejados.

Se congela a los cero grados y sus usos son para calefacción, cocina, baño, cosas domésticas, similar al propano pero para trabajos más sencillos.

Si quieres conocer más sobre las diferencias del gas natural y propano a través de esta página te puedes informar.

A través de este vídeo te contamos cómo llega el gas desde el yacimiento a tu casa: