CCD cree que el PP de la Comunidad Valenciana representa a la indecencia

CCD cree que el PP de la Comunidad Valenciana representa a la indecencia

En los últimos días, y tras conocer las declaraciones de empresarios dentro del juicio por la trama corrupta Gürtel, los valencianos y por extensión todos los españoles que creemos en la honradez nos hemos sentido avergonzados tras confirmar lo que ya era un secreto a voces: el PP ha saqueado las administraciones públicas valencianas a lo largo de sus 20 años de hegemonía política y de mayorías absolutas.
El PP, lejos de admitir la realidad, pedir disculpas al conjunto de ciudadanos y colaborar con la justicia desde el minuto uno e incluso disolverse por haber sido un ente mafioso, apostó por negar la mayor, destruir discos duros y hacer ver que la Gürtel era algo creado para dañar al PP a nivel electoral. Ellos, que venían defendiendo que cada nuevo caso de corrupción se trataba de un caso aislado-uno detrás de otro, sin duda-, han manchado el nombre de la Comunidad Valenciana y conseguido que se denigre la figura del político servidor público.
La pasada semana en su declaración en la Audiencia Nacional Álvaro Pérez (El Bigotes) señaló directamente al ex Presidente Francisco Camps como la persona que daba instrucciones directas para la financiación ilegal del PP, siempre en compañía de otros ex dirigentes de peso como Juan Cotino, Ricardo Costa o Vicente Rambla. Y todo indica la veracidad de las declaraciones, pues esta misma semana ya han sido tres miembros del grupo Correa y nueve empresarios que han reconocido que participaron en la mecánica para financiar irregularmente al PP. Al menos lo hicieron para las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y las elecciones generales de 2008.
El ”caso aislado” de la financiación irregular del PP, los sobresueldos de dirigentes, la detención del Alfonso Rus, los concejales de Rita Barberá imputados por blaqueo… demuestra que la corrupción en el PP estaba generalizada y que era necesario un cambio de gobierno que levantase alfombras y devolviera la dignidad a las instituciones públicas.
Por todos estos hechos desde Coalición de Centro Democrático (CCD) entendemos que los representantes del PP en la Comunidad Valenciana no pueden dar lecciones de nada absolutamente al resto y no están legitimados para presentar una alternativa de gobierno a cualquier nivel en tanto en cuanto no devuelvan hasta el último céntimo robado, expulsen a todos los responsables o cómplices de la corrupción y colaboren activamente con la justicia para esclarecer los hechos.