NUESTRO COLOR ES EL V.E.R.D.E.

Los Centristas en momentos como los que estamos viviendo, en los que los enemigos de la Libertad de siempre, remueven los cimientos de nuestra convivencia, aprovechando los resortes del Estado Democrático que ellos nunca quisieron y siempre socavan. Afirmamos que siempre estamos en defensa de la Libertad real, de los valores humanos y democráticos, del respeto a la diversidad personal y cultural de cuantos habitamos este gran país que es España. Un estado antiguo, que ha costado mucho esfuerzo, mucha sangre construir. Un estado que hemos de defender como ejemplo de valores cívicos, como ejemplo de convivencia, como ejemplo de oportunidades para todos en igualdad.

Nuestro color es el V.E.R.D.E., ¡Verde Esperanza!. Una Esperanza pro-activa que se construye desde la libertad del individuo que vive y se expresa en sociedad, una Esperanza que abomina del colectivismo, de la imposición de reglas y pensamientos. Una Esperanza que se construye con honradez, con esfuerzo, con trabajo, con LEALTAD a las Instituciones que nos hemos dado.

Nuestro color es el V.E.R.D.E.; Verde de Victoria ante la intolerancia, ante la deshonestidad, ante el compadreo y la mediocridad. Verde de Victoria desde la Concordia, el Consenso y la lealtad a los acuerdos. Con determinación, con la fuerza de la razón, con los instrumentos democráticos. Nos tendrán siempre enfrente cuantos quieran hacer de España un estado fallido, disperso y débil ante el mundo.

Las generaciones futuras ¡merecen más!. Nuestros mayores que tanto han trabajado para dejarnos la España que tenemos, ¡merecen más!. Todos los que componemos la ciudadanía de una España de Todos, ¡merecemos más!.

Ni nos van a convencer, ni nos van a imponer su “colectivismo”, su hipocresía que en nombre de la solidaridad, el medioambiente, la multiculturalidad o lo que se les ocurra cada día, lo único que pretenden – y en parte consiguiendo – es dividir a nuestra sociedad, mermar nuestra convivencia, debilitarnos como estado y frenar las justas expectativas de un futuro mejor que la ciudadanía española merece.

La diversidad, la lengua, la Historia propia, la cultura singular de cuantos conformamos nuestra España diversa, son activos que nos ennoblecen y enriquecen, no pueden ser instrumentos de imposición y lo están siendo. La convivencia entre todos, la colaboración y solidaridad mutua no afianza como un estado de referencia en el concierto internacional. La estabilidad y lealtad a las instituciones que todos nos hemos dado, la concordia entre españoles que ya logró el Centro Político en la transición, son elementos fundamentales para una sociedad fuerte y unida en su proyecto de país.

España y su ciudadanía es más importante que cada “vuelta de tuerca” que nos quita libertad que están imponiendo desde la izquierda deshonrosa, cobarde y corrupta que padecemos en tantas instituciones. Harían bien los que sienten los valores humanos del socialismo europeo en dar de lado a los impostores que se han hecho con sus siglas y luchar con todos por una España de Todos, por una España mejor.

¡Recuperemos la Ilusión!

 

Francisco J. Martín

Coordinador de Centristas